extension-westfalia3

Tipos de portabicicletas: ventajas e inconvenientes

A la hora de elegir un portabicicletas, es frecuente valorar todas las opciones para elegir el portabicis que mejor se adapta a tus necesidades y los requisitos de tu vehículo.

Existen diferentes tipos de portabicicletas que van colocados de distintas formas en el vehículo: unos van sobre el techo del vehículo, otros se colocan en la parte trasera…

Cada uno de los tipos de portabicicletas presenta diferentes ventajas e inconvenientes, de forma que tendrás que valorar todos aquellos aspectos que sean importantes para ti y tenerlos en cuenta a la hora de elegir un tipo u otro.

Portabicicletas de techo

Los portabicicletas de techo son unos de los más habituales, ya que son los más económicos. Las bicicletas van colocadas sobre unas barras transversales que se encuentran en el techo del vehículo.

Además de su reducido precio, la principal ventaja de este tipo de portabicicletas es la fácil colocación de las barras sobre el techo del vehículo. Además, el portabicis no dificulta la visibilidad del conductor.

Los portabicicletas de techo también cuentan con algunas desventajas e inconvenientes importantes que se deben tener en cuenta. La carga de las bicicletas sobre el portabicis es bastante complicado e incómodo debido a su peso. Además, al ir colocadas sobre el techo, la aerodinámica del vehículo se ve afectada, aumentando el consumo de gasolina y el ruido generado.

También hay que tener en cuenta que la altura del vehículo se verá modificada, por lo que podría ser difícil el acceso a garajes o el paso por túneles.

Portabicicletas de bola de remolque

Los portabicicletas de bola de enganche o de remolque son la opción más recomendable en la mayoría de los casos, puesto que se trata de la opción más cómoda y segura para transportar tus bicicletas.

Al ir colocados sobre la parte trasera del vehículo, el uso de estos portabicis requiere de la colocación de una placa V20 que indique al resto de conductores la presencia de una carga trasera. También es necesario colocar la matrícula en el portabicis para que sea visible.

Entre las principales ventajas de los portabicicletas de bola encontramos la facilidad para enganchar el portabicis a la bola en la parte trasera del vehículo y la comodidad para cargar las bicicletas sobre el portabicicletas, ya que no habrá que realizar ningún esfuerzo.

En este caso, la aerodinámica del vehículo no se ve reducida porque las bicicletas van colocadas en la parte trasera del coche, por lo que se produce un ahorro de combustible respecto al portabicicletas de techo.

Portabicicletas de portón trasero

El portabicicletas de portón trasero es también una buena alternativa para transportar las bicicletas. Al igual que el portabicis de techo, estos también suelen ser bastante económicos. También hay que tener en cuenta que, aunque van colocados en la parte trasera del vehículo, no dificultan la visibilidad de la matrícula, por lo que no habrá que preocuparse por ello.

La instalación de los portabicis de portón trasero suele ser un poco más complicada en comparación con el resto de alternativas, especialmente durante los primeros usos. Además, una vez colocado en la parte trasera del vehículo, los portabicis de portón trasero dificultan o incluso imposibilitan el acceso al maletero, haciendo necesario desmontar el portabicicletas para poder abrir el maletero.

Portabicicletas para ruedas de repuesto

Los portabicicletas para ruedas de repuesto o ruedas 4×4 son un tipo de portabicicletas específico para coches todoterreno o 4×4 que llevan una rueda de repuesto en la parte trasera del vehículo.

El funcionamiento de estos portabicis es muy similar al del portabicicletas de portón trasero, aunque se fijan a la rueda de repuesto y no en toda la parte trasera del vehículo.

Los portabicis para ruedas de repuesto son muy cómodos, prácticos y fáciles de instalar, por lo que son una buena alternativa. No obstante, solo son válidos para coches todoterreno que llevan una rueda de repuesto en la parte trasera del vehículo.

Como ves, existen diferentes tipos de portabicicletas. Cada uno de ellos tiene unas ventajas e inconvenientes, por lo que tendrás que valorar las características de cada uno de ellos y elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba